El cielo cae

Ygdrasil había sido una utopía hermosa, funcionaba como un reloj, era la salvacion de la humanidad, era el futuro de la tierra, en ella se encontraban bancos genéticos de animales, plantas y humanos extintos, planos para fabricas y objetos, textos de estudio sobre tecnológía, historía, politica, sicología, sociología, se encontraban los archivos más grandes de la tierra con todo el conocimiento que los hijos de adan había obtenido hasta ese momento, la teoría unificada, la química, las matemáticas, la filosofía, el conocimieno logaritmico del más ayá y las dimensiones que acompañan el fluir del tiempo y aquellas que están ancladas a otros flujos y otros planos, y la imposibilidad del cuerpo humano para moverse libremente en el tejido cuantico.

Todo aquello cayó ese día desde su sitio elevado, el cielo cayó y los dioses se escaparon al espacio exterior pues ellos ya habían previsto esta situación como ya habían previsto y planeado la primera singularidad, la que destruyo la superficie de la tierra, los inmortales se dejaron llevar por la gravedad y terminaron orbitando la tierra habiendo se olvidado completamente de ella, se pusieron a dormir en camaras hiperbaricas dejando al cuidado de sus cuerpos a nanorobots, y a unos pocos científicos a cargo de uno de ellos, el cual devía estar de guardia durante cien años y luego volver a dormir para que otro tomase su lugar, los cientificos no habían sido tratados contra la vejez, por que eso era solo para los dioses, los científicos se clonaban a sí mismos y se enseñaban sus conocimientos mientras trabajaban en desarrollar una manera de volver a la tierra cuando esta estuviese curada y ademas una manera de limpiar la tierra de los escombros de la civilización que una ves había existido.

Los seres humanos que se escondían como ratas y estaban a manos de delincuentes eran ahora perseguidos por los angeles y cuando estos murieron al fin, perseguidos y exterminados en masa por las bombas químicas enviadas desde la cupula de Asgard que obitaba la tierra, los dioses querían la tierra para ellos y los supervivientes no eran más que ratas en el granero de los elejidos.

Sin embargo, los dioses habían desatado a dos demonios en la tierra que tenían hambre y necesitaban alimentarse, la partida cientifica debía encontrar la manera de destruir a esos seres, que algún día fueran los angeles que salvarían Ygdrasil y ahora eran los demonios que asolaban la creación y no podrían hacer suya la esfera celestial a menos que aquellos dragones fuesen destruidos.

El Gran hombre vió morir a su hijo y no sintió el menor remordimiento, ordeno la matanza de los prisioneros y no sintió el menor escozor en su alma, pero cuando el estruendo remecio la tierra y la mitad del mundo vio colapsar al gran arbol, y la inalcanzable middgard entonces un escalofrío recorrio su espinazo y un sudor frío corrio por su frente, la grán cúpula parecia una pluma cayendo lentamente, el tronco del arbol se quebraba, los angeles y sus tropas se esparcieron por la tierra para destruirlo todo y a todos y detras de ellos los demonios avanzaban comiendoselo todo, las almas de los desdichados no se salvaron de ellos y los nuevos dioses mandaban ahora sobre los angeles que se sentían con derecho de gobernar los restos del mundo.

El hombre vió la situación y se preparó para enfrentar la gran catastrofé que se cernía nuevamente sobre los habitantes que habían sobrevivido al primer cataclismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s