Blanco

Hay días en los cuales todo parece escapar de mi mente, es como si hubiese un vacio o un lleno blanco que no permite la conexión de las ideas unas con otras, la asociatividad no se logra y en la pantalla parpadea el cursor como un metronomo, indicandome que el tiempo pasa y que no he escrito nada.

De nada, se trata este post en particular, por que la nada también es interesante, por que la nada es importante, por que el vacio complementa al lleno y uno es contexto de lo otro, y donde no hay nada existe también la posibilidad de haber algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s