Espiral

El mar se mueve suavemente

Azul sobre azul se transporta sobre sí mismo

El océano es uno y es muchos

Igual y diferente

La vida es una canasta de huevos

Llena de brillos e incongruencias

Poblada de sin sentidos y bellezas

Frágil, resistente, redonda y suave

El flujo de los días no se siente

Pasa por nosotros como un extraño

Ni nos mira ni nos habla

Ni huele mal tampoco

Los recuerdos se apilan unos sobre otros

Se mezclan y se separan en corrientes incoherentes

Celestes, Turquesas, violáceas, profundas

Pataleamos en busca de la isla de nuestro destino

En busca de un sentido, de una palmera, de agua dulce

De arena, de plantas, de sol

Un lugar que no existe, que nunca ha existido

El mar se retuerce sobre sí mismo

Se reparte por el mundo como perdido

Dando vueltas arriba y abajo

Yendo a la montaña y viniendo

Abro los ojos y veo el viento

Jugando con el mar

Como un espejo

Como un hermano

Como una galaxia

Como el universo

Como el demiurgo

Escondido en cada una de las espirales de este mundo

En el fondo del mar

Y en las estrellas

Somos incapaces de verlo

Somos feos

Hemos olvidado de dónde venimos

Hemos profanado lo perfecto

Somos el miasma y la putrefacción que brotan de los poros de la tierra.

Hay una historia, unos libros, relatos que cuentan nuestra verdadera historia.

Pero a mi simplemente se me han quedado en casa

Apilados en una secuencia perfecta

Que conforman el peñon desde donde miro al hoizonte

En donde el vacío está lleno de mensajes escritos en otro lenguaje

Y yo no tengo diccionario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s