Pequeña Luz

Dónde te escondiste pequeña luz solitaria
En qué ojos te derramaste
En qué miradas

Tus labios aun hacen eco en los míos
Y mi pasión hace temblar la tierra

Estaba desnudo frente a ti
Velando mis armas
Dispuesto a esperar eternamente
aferrado tan solo a una palabra.

La naturaleza del jugador es extraña y solitaria
Mostré mis cartas para entregarme
Como un borrego al matadero
Como un culpable a la horca.

Y aun en el patíbulo
Tu mirada era el descanso de mi alma.

Tres veces me he vuelto loco
Dos veces he vuelto de la muerte
Porque enamorarse es morir en vida

Qué es el amor sino una eterna promesa de sufrimiento
Qué es sino un juego de mentiras en que la verdad te lleva a la condena
Qué es sino la traición del espíritu
La esclavitud consentida

Durante años dormí en las puertas del infierno
Muchos quisieron despertarme
Los dioses me ofrecieron tesoros y un hado diferente
Afrodita me ofreció su cuerpo y las delicias de sus noches
Pero las cadenas que he forjado para cumplir mi condena son más fuertes.

Caminé por el Tártaro con la barbilla erguida
Sin esperanza, sin horizonte,
Bebiendo de las arenas ardientes
Arreando mi caravan perdida

Pero nada me preparó para el aliento de tu boca
Nada para el sutil efecto de tu voz
Nada para singularidad de tu rostro
Nada para el vacío de la espera insoportable y la duda.

Reducido a un ser bestial por tu retina
Puesto en el taburete de los acusados
Condenado por llevar fuego en mis entrañas
Por tener pezuñas en las patas

Comienzo mi exilio y mi olvido
Bebo mi cicuta
Empuño mi rostro
Y enfilo hacia el oriente.

He de olvidar mi estadía en los cielos
Volver al bosque donde pertenezco
Donde los sátiros como yo
Encuentran consuelo en las ninfas y se revuelcan en la oscuridad.

Anuncios

Espiral

El mar se mueve suavemente

Azul sobre azul se transporta sobre sí mismo

El océano es uno y es muchos

Igual y diferente

La vida es una canasta de huevos

Llena de brillos e incongruencias

Poblada de sin sentidos y bellezas

Frágil, resistente, redonda y suave

El flujo de los días no se siente

Pasa por nosotros como un extraño

Ni nos mira ni nos habla

Ni huele mal tampoco

Los recuerdos se apilan unos sobre otros

Se mezclan y se separan en corrientes incoherentes

Celestes, Turquesas, violáceas, profundas

Pataleamos en busca de la isla de nuestro destino

En busca de un sentido, de una palmera, de agua dulce

De arena, de plantas, de sol

Un lugar que no existe, que nunca ha existido

El mar se retuerce sobre sí mismo

Se reparte por el mundo como perdido

Dando vueltas arriba y abajo

Yendo a la montaña y viniendo

Abro los ojos y veo el viento

Jugando con el mar

Como un espejo

Como un hermano

Como una galaxia

Como el universo

Como el demiurgo

Escondido en cada una de las espirales de este mundo

En el fondo del mar

Y en las estrellas

Somos incapaces de verlo

Somos feos

Hemos olvidado de dónde venimos

Hemos profanado lo perfecto

Somos el miasma y la putrefacción que brotan de los poros de la tierra.

Hay una historia, unos libros, relatos que cuentan nuestra verdadera historia.

Pero a mi simplemente se me han quedado en casa

Apilados en una secuencia perfecta

Que conforman el peñon desde donde miro al hoizonte

En donde el vacío está lleno de mensajes escritos en otro lenguaje

Y yo no tengo diccionario.

The very end

Water fills the sky
tiny white dots that blind my sight
the atmosphere is like thin fabric
resting over your warm mind.

I’m swimming in the vaporous cold air
guided by the blurry light your lips let run away;
with the scent of your tongue,
with the shape of your teeth.

I can advance a bit more
step by step in to the woods,
in to the sea,
in to the fire,
in to the void.

Nothing can stop a man that has been called by this force.
No mountain, no human law, no divine pact.
Not even death can stop my legs or my heart from beating anymore.

Only your silent eyes can make me kneel.
Can bring back my transparent limbs into their old strong shape.

Fill my glass with that sweet blood of yours.
I want to drink from your chest at the very end.
and  know all of you that is to know.

Inmaterial

Eres la sombra de las hojas de los árboles
Desordenadas por una brisa fresca en un día de verano
Eres la brisa fresca
Que deja que los colores del verano
Entren en mis ojos sin quemarme
En un día de verano
Creciendo en mi mente como una ola gigante
Eres el mar mismo Cristalino y brillante
Una serpiente se enrosca la boca de mi estómago
Un vacio se llena en vientre
Un calor anhelante se despierta en mi pelvis
Porque creo que existes

Ojos grandes

Me detengo como un tonto
Mi rostro se pierde
Se derrite
Difumina

Mis pupilas bailan entorno a ti
Me divierto en tus pestañas
Me relajo en tu iris
Te miro

Soy un halcon cazando a una paloma
Un tigre a un cabrito
Una serpiente a un raton
Una araña a una polilla

Te desnudo
Te toco
Te acaricio
Te violento
Te penetro
Te relleno
Te bombeo
Te choco
Te empujo
Te agarro
Te langueteo
Te miro
Te pienso

Me ignoras
Me evitas
Me repeles

Mis ojos se pierden
Tus caderas se contonean lejos de mi
Tu voz se escucha lejos
Tus fluidos dejan de llenar mi nariz.

Retorno

Te fuiste rompiendo todos mis tejidos
Quedé seco y salado
con mi rostro desnudo
con el corazón adormecido

Las nubes pasan
acariciando los pequeños granos
que configuran el oceano ardiente
donde fermentan mis entrañas mustias
donde se pierden mis decadentes pasos

La mirada no me alcanza
la suavidad no es suficiente
la luz se dispersa y se fragmenta en la penumbra
la esperanza no perdura

Una gota de rocío caida de tus dedos
una sonrisa vaga disipa el miedo
un contacto furtivo 
son el aire perfumado que respiro

Eres una estatua de piedra
que se va dehaciendo con el tiempo
convirtiendose en polvo del desierto
sin ojos para observar y sin memoria

Juro que he visto un espejismo
que no es verdad lo que he vivido
que le pasó a otro
que lo he leído

No quiero saber que hay alguien como tu deambulando en este mundo
Vuela ya de mis brasos y pierdete en la niebla
Cruza los oceanos y sumergete en otros ojos
busca otras miradas que desnuden tu existencia
y olvidate de quién te ha amado como nadie en este mundo
por que yo ya me he vuelto loco.