Retorno

Te fuiste rompiendo todos mis tejidos
Quedé seco y salado
con mi rostro desnudo
con el corazón adormecido

Las nubes pasan acariciando los pequeños granos
que configuran el oceano ardiente
donde fermentan mis entrañas mustias
donde se pierden mis decadentes pasos

La mirada no me alcanza
la suavidad no es suficiente
la luz se dispersa y se fragmenta en la penumbra
la esperanza no perdura

Una gota de rocío caida de tus dedos
una sonrisa vaga disipa el miedo
un contacto furtivo
es el aire perfumado que respiro

Eres una estatua de piedra
que se va dehaciendo con el tiempo
convirtiendose en polvo del desierto
sin ojos para observar y sin memoria

Juro que he visto un espejismo
que no es verdad lo que he vivido
que le pasó a otro
que lo he leído

No quiero saber que hay alguien como tu
deambulando en este mundo
Vuela ya de mis brasos
y pierdete en la niebla

Cruza los oceanos y sumergete en otros ojos
busca otras miradas que desnuden tu existencia
y olvidate de quién te ha amado como nadie en este mundo
por que yo ya me he vuelto loco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s